miércoles, 1 de agosto de 2012

Hablar de algo para no decir nada...



Todo lo que llevo escrito aquí en el blog, se puede dividir en dos: entradas “sobre” algo y entradas “de” algo. Las primeras están claras, discos, libros, grupos, algo; ahí están, como un juego de periodismo de un amateurismo cuasi bonzo, en el cual, intento emular o seguir la línea de los blog que me gustan. Respecto a las entradas “de” algo, la cosa fluctua entre lo personal y lo cómicamente lastimero; el eje soy yo, o al menos una especie de alter ego creado a la limón entre la página en blanco y yo. Hasta la aparición de la novela (comprarla, por dios… mi vida va en ello) transitaba cual Groucho de tercera regional y Pierre Nodoyuna de pegolete, pero me iba bien, al menos yo me divertía, o eso creía, incluso cuando la cosa se ponía densa como cuando hablo del trabajo (y de la ausencia del mismo) o de cosas parecidas. Con la llegada de Pavel y la “publicación” de la novela "La muñeca rusa", la cosa se me ha complicado. ¿Crisis de identidad en el blog? Puede ser. Supongo que cuando pase un tiempo prudencial, todo volverá a la normalidad, y seguiré escribiendo “sobre” algo o “de” mí (quizá el "mí" también debería ir entrecomillado), pero de momento estoy en un punto crítico. ¿Sigo como si nada, disimulando mientras intento desesperadamente vender algún que otro ejemplar? ¿Desgrano la novela para hacer lo mismo pero de manera más evidente? ¿Aparto al caimán y convierto esto en el blog de Milos? ¿Intercalo? ¿Y cómo hago eso? A veces pienso en hacer limpieza, en quitar las entradas que creo superfluas, sobre todo de las del principio y algunas de los últimos tiempos, y dejo todo esto en lo esencial… Luego me río porque apenas lee nadie este sitio y tampoco nadie, ni yo mismo (con excepciones), lee los blogs como si fuesen una novela, un diario, es decir, buscando entradas atrasadas como quien lee por leer y seguir un orden cronológico obvio, porque si de algo son esclavos los blogs, además de tener la fecha de caducidad estampada en la fecha de cada publicación, es que lees lo que te interesa y puerta… Hay tantos peces en el río que ponerte a mirar uno, o dos, se torna casi un a perdida de tiempo… De ahí, supongo, la “obligación” de seguir publicando… Los blogs son como tiburones que no pueden estarse quietos porque, como éstos, si se paran, se asfixian y mueren.

Lo asumo todo, y acepto seguir moviéndome; ahora bien, no prometo nada con respecto al baile. Y sí, claro que quiero vender libros (este mes, y ahí va la nota “actual”, la que me clava al tiempo, casi he podido pagar las letras que adeudo en su totalidad). He recibido pocas críticas, lo cual tampoco es significativo porque la gran mayoría de compradores han sido conocidos que, o no tienen prisa por leer, o no tienen a bien querer decirme nada por escrito. La cosa está en ese campo, digamos, empatada. Una buena, una regular y una mala… ¿Qué por qué no he publicado la regular y la mala?  Tendré que hacerlo, igual necesito psicología negativa para enganchar lectores… O igual es que acepto mal las críticas, no en el sentido de enfadarme, sino de ponerme triste y mohíno porque veo que tienen razón. Siempre me ha pasado, cuando era chico (y no tanto) y hacía judo y competía, y resulta que no sólo no ganaba sino que los otros ganaban bonito (hay que saber caer con estilo y a lo grande) y yo decía, coño, si salta a la vista que son mejores que yo… Por eso nunca conseguí el cinturón negro, para ello había dos exámenes, el práctico, con cinco combates (y tenias que ganar mínimo tres) y el teórico, con sus catas y su grupos de técnicas que tenías que hacer con tu compañero… Esa parte la bordaba (las cosas como son), pero en lo otro, un desastre, no sólo perdía, sino que hacía que los otros pareciese que ganaban mejor… Cosas del tontismo ilustrado que siempre me ha caracterizado. Pues con la novela me pasa igual… Me llueven ostias, y las justifico… que por el camino me tire de los pelos, llore y me castigue cosa mala, ya es otro cantar y un problema que tendré que solucionar…
De momento, y para aliviar, sigo pidiendo, y recibiendo, fotos de la novela viajando por el mundo, como una mezcla de Tio Matt de los Fragels y el gnomo de Amelie, aunque en la mayoría no se distinga el lugar de procedencia de la foto y parezca que son mías hechas en varios lugares de mi propia casa (no, si a mal pensado, yo soy el peor)… Da igual, las iré poniendo… ilustrando las próximas entradas “sobre” o “de” algo…
Supongo que debería haberlo dicho, entre las entradas “sobre” y las “de” están las de desahogo, tipo “charla entre bastidores que ve toda la platea", aunque este teatro, como se puede ver e intuir, esté siempre medio vacío…


3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Todos, en cierto modo intentamos seguir una línea bloggera de un blog que nos gusta. No se preocupe, caballero, ahí radica el encanto dde esto; en aprender los unos de los otros.

Anónimo dijo...

ehhhh!!!!, no te tires de los pelos :P

Chals dijo...

Veo la bloggosfera como una representación de la realidad, es como el tema de las sombras de Platón. Que sí, hay muchas máscaras, pero también las hay en la vida real. Y me ha pasado querer hacer lo mismo que tú, borrar ciertas cosas que en definitiva me ruborizan porque cuando las escribí estabamos sólos yo y el papel, después estuvo todo el mundo allí leyendo, (todo el mundo es poca gente, aunque más que amigos físicos). Supongo que esa esclavitud cronológica la vivimos también cada día, no sé. Yo la mayor parte del tiempo estoy confundido, por cierto, me pasaba lo mismo que a tí, los malos lo hacían tan bien, que mi mala bondad siempre pasaba desapercibida. En cuanto al "sobre" y el "de", en mi caso se entrecruzan, aunque malamente y no se como, es como lo que cuenta Ned en su crítica de tu libro, La Muñeca Rusa irá ligada a Bill Fay y a cierto estado de ánimo. Yo por mi parte me disculpo, porque disfruto mucho leyéndote y te voy a comprar el libro, pero estoy al borde del desahucio y de momento será el pdf, aunque no tengo tablet. Pero lo quiero leer. Ánimo, no decaigas, intuyo que una editorial te llamará en breve. Saludos y suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...