martes, 15 de mayo de 2012

La muñeca rusa. Bocetos para su edición, I


En marcha desde lo más profundo del cutrerío artesanal.... Andrea lo ha captado a la primera...
Puede quedar bonito... No. Va a quedar bonito.
Andrea es un genio, aunque no es por eso que la quiero tanto. 
Iván se está quitando tiempo de sueño y ratos de estar con sus hijos para maquetarlo... Por algo es quien es en mi vida, pero con esto se está ganando que le deje en herencia mis discos y mi memorabilia de los Allman (no todo iba a ser bonito, Iván..., en ellos se esconde el secreto del tiempo, entre otras cosas..). Mercedes se está desdoblando (sufriéndome a la vez) corrigiendo repeticiones innecesarias, errores de estilo y atropellos varios de un diletante que a veces se fija demasiado en los árboles y no ve el bosque y otras sólo ve bosque y el lobo feroz se le lleva la merienda en un oximorón perfecto de ecos siberianos y relente bibliófilo (¿por qué Almería, un sitio que apenas conozco, se convierte en el centro de un laberinto que ni yo comprendo? Porque he acabado allí dos veces justo cuando pasaba por un momento de esos que llaman "trascendentales" en la vida de todo hijo de vecino, y que me hicieron acabar donde estoy ahora. Curiosamente, la primera en una gira de teatro que bien merece un libro, y otra en una gira roquera con la Vacazul que bien merece otro).
Lo que hay que hacer para demorar la llamada a la imprenta; tengo el miedo en el tuétano, me da que no me va a llegar el parné... ¿Cuántos kilos de sábanas sucias me tocará limpiar este año? ¿Cuantos kilos de autoestima cuando vuelva a pedir porque no me llega? Aún hay un ayuntamiento que me debe dinero de cuando era librero y servía libros a varias bibliotecas municipales de la ínclita y esperpéntica provincia ciudad-realeña. Va para 18 meses. El alcalde ya ni me coge el teléfono. No es mucho, pero es mío y me da para diez ejemplares. Yo contaba con eso para otra letra del préstamo (losa-tumba-pesadilla-de-mis-entretelas) y para echar a andar las máquinas con la historia de Milos Meisner, pero me temo que a lo sumo, como no me plante en la biblioteca de Carrizosa y me lleve los libros que les serví, no voy a conseguir nada. La muñeca rusa ha echado a andar, no hay vuelta atrás, o me hundo o me pierdo en las simas oceánicas... ¿Alguien está dispuesto a leerla?

10 comentarios:

Macarena Molina Martín de Ruedas dijo...

Yo estoy dispuesta, además de conocer a otra persona que está deseándolo.
Si necesitas contribución económica...puede que se nos ocurra algo.
Besos y ánimo.

Anónimo dijo...

YOO...y no sólo dispuesta sino también waiting for it :D
pixon´s aunt

Alex Palahniuk dijo...

Yo estoy dispuesto a leerla, si lo pública. Un abrazo, Caimán.

merferri dijo...

yo estoy dispuesta a leerla :P
pero ya te lo dije, quiero mi ejemplar debidamente firmado

lu dijo...

Yo. Ahora mismo hago mi pedido con pre-pago, baby. Y acabo de encargarle a mi camello "La educación de las chicas de Bohemia". Eres mi ruina, Juan Miguel, pero yo estos caprichos los considero inversiones a l/p, no gastos, así que...
8 libros a la vez. Ya te vale.

Maje dijo...

yo estoy dispuestisisisisima :)
suerte y al toro!

love,
tua sorella

Anónimo dijo...

Yo además de estar dispuesta a leer ésta, te reservo ya una de la siguiente, mas sí esto no fuese suficiente te reservo a ti íntegro por un período no inferior a... cuánto era, 28 años no? Te quiero guapo.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Se da por supuesto, pero por si acaso lo digo: Yo quiero mi ejemplar.

lu dijo...

Hazme el favor de entrar en la cuenta de correo que has creado, a ser posible a diario, que ser editor además de escritor te obliga a atender los pedidos comerciales con cierta rapidez, ¿sabes? Ah, se siente, autoeditarse es lo que tiene.

Giordano Vaquero Campo dijo...

Reservame un ejemplar cuando lo edites

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...