miércoles, 6 de noviembre de 2013

Quedarse con el nudo olvidando el desenlace


 Es extraño hacia dónde nos ha traído el paso del tiempo; podría decir que me cuesta reconocerme ahora recordando lo que una vez fui mientras revuelvo papeles viejos sacados de una caja de galletas... pero no... salvo por la salvedad de que ahora mi vida cuida de otra y yo me miro menos el ombligo (o al menos no tengo tiempo para ello)... Entradas de cine, servilletas de papel de bares que imagino cerrados pero que siguen abiertos y luminosos en mi cabeza, postales recibidas, más o menos llenas de palabras escritas por gente a la que amé, aprecié y quise como se quieren los nudos que nos sujetan a la trama en la que nos hemos convertido. Cartas... fotos... notas manuscritas en amarillentos papeles... Leo mejor la letra de otros que la mía misma, escrita por mi mano veinte años atrás. Quizá ha sido un salto ínfimo, pero a la vez es innegable el deterioro constante bajo la intermitente sensiblería escondida entre las sábanas del sueño, intentando ponerme a salvo de lo que se espera que sea el principio de nuestra vida, es decir, pan, trabajo y techo; temiendo que el desenlace me alcance antes de haber ordenado el trastero de aquello que soy y que tal vez fui para que otros ojos me miren en su propia noche cerrada... 

2 comentarios:

TwoHeadsOneBrain dijo...

¡Joder, a mi me pasa parecido! Leo cosas que escribí o dibujé hace años y no parezco el mismo. Es más, creo que ese tipo que se parece a mi, tenia más talento y frescura que el patán en que hoy me he convertido..
No sé..imagino que es el modo en que el cerebro comienza a sugerir un cierto game over..
Un abrazo y un placer volver a leerte..

ned henry dijo...

aunque te parezca increible, puedo llegar a entenderte un poquito. Esas angustias no son buenas Juanmi... te pueden mantener en guardia para no cometer excesos y para cuidarte, por Pavel, por tu chica, por ti, pero ese resquemor continuo no es saludable. Pero cómo diablos te lo vas a quitar de encima. Ahí está la cuestión. Yo también era mucho más antes, estaba más vivo, pero si me lo preguntas, yo te veo bien, puede que antes fueras una persona más activa, o más vital, pero creo que si quitamos esa angustia de la que hablas y de los motivos de que se deriva,, creo que llevas bien los años. Así que cuídate y procura no perderte en diatribas mentales insanas, gasta el tiempo en cosas saludables, leer, dibujar, oir música (siempre), ocuparte de los tuyos, y vivir, no dejes que la vida te viva, vívela tú a ella. Vaya batiburrillo. Que te cuides mucho, Juanmi!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...